NUESTRO GRUPO DE APOSTOLADO

Inspirados por el Espíritu Santo y procurando la Santidad de todos sus integrantes, el Oratorio María Peregrina es un grupo Católico fundado el 1 de mayo del año 2004 e incardinado a la Parroquia San Pascual Bailón de la Arquidiócesis de Bogotá, Colombia. Conformado por un grupo de más de 30 familias que durante todos los meses del año reciben la visita de la Imagen peregrina del Oratorio del Corazón Inmaculado de María, propagada por la asociación internacional de fieles de derecho pontificio: Heraldos del Evangelio, conocidos comúnmente en Colombia como los Caballeros de la Virgen.

El oratorio María Peregrina lleva la imagen  de María Santísima a  cada familia mensualmente, el día que le corresponde cada mes. La visita se desarrolla de una manera participativa y busca unir al hogar anfitrión y sus invitados en torno a Jesucristo por manos de María.

Pasos de la Visita del Oratorio 1294 en cada familia:

* Recibimiento de la Imagen del Oratorio  (bendecida en el año 2001 por el Santo Juan Pablo II, Papa).

* Lectura del Santo Evangelio del Día.

* Ofrecimiento del Santo Rosario.

* Meditación.

* Consagración de la familia y los asistentes al Corazón Inmaculado de María.

Con un nutrido grupo de acompañantes y peregrinos cada noche, el Oratorio desarrolla su tarea de evangelización, “Domingo a Domingo”, todos los días del  año.

Dentro del Apostolado María Peregrina se viste un uniforme particular, se trata de una vistosa pañoleta de color naranja que nuestros Padres Espirituales, los Heraldos del Evangelio, motivan a vestir dentro de los  integrantes  más influyentes del grupo, también existe un botón de color azul con la imagen del Oratorio, que se impone de una manera ceremonial a los participantes más  destacados por su labor dentro de nuestra tarea de evangelización.

El grupo es dirigido actualmente por el Heraldo de la Tercera Orden, Andrés Giovanny Pérez y cuenta con el apoyo de los Heraldos del Evangelio y la Comunidad Religiosa de las Hermanas Capuchinas del Sagrado Corazón.

 

Un comentario

  • Brigida Osorio

    Hoy, me encuentro agradecida y bienaventurada, de formar parte del Oratorio. Gracias a la presencia de mi Madre del Cielo, mi vida y la de mi familia, se ha transformado. Ha iluminado nuestros días y nos ha fortaleciendo en cada uno de los aprendizajes.
    Gracias Madre mía.
    Brigida Osorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *